Austin viaja a India para reforzar vínculos militares ante el auge de China

David Asta Alares

Nueva Delhi, 19 mar (EFE).- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, llega a la India este viernes para reforzar los vínculos militares entre ambos países en la primera visita de alto nivel desde la elección de Joe Biden como presidente.

Austin aterriza en Nueva Delhi exactamente una semana después de la primera reunión de la historia entre los líderes del llamado «quad», una alianza entre EE.UU., la India, Japón y Australia creada en 2007 en respuesta al auge militar de Pekín.

La proximidad de ambos eventos subraya la importancia, según los expertos, otorgada por Biden a la región.

LAZOS MILITARES PARA CONTRARRESTAR LA INFLUENCIA CHINA

Sin una agenda oficial aún disponible, Austin se reunirá con su homólogo indio, Rajnath Singh, (en un principio el sábado) y con otros responsables de la seguridad del país asiático, según una nota previa a la visita del Departamento de Defensa de EE.UU.

El objetivo marcado por Austin es «profundizar la asociación de socios principales en defensa entre Estados Unidos y la India y avanzar la cooperación entre nuestros países por un Indo-Pacífico y una región del océano Indico Occidental libre, próspero y abierto».

Se trata de un mantra repetido por las autoridades estadounidenses en su empeño por formar un bloque de contención a los supuestos deseos expansionistas en la región de Pekín, cuya relación con Washington se vio deteriorada de forma dramática durante la presidencia de Donald Trump.

Nueva Delhi es la última etapa de la gira diplomática de Austin, que junto con el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken, han pasado por Japón y Corea del Sur con una agenda marcada igualmente por China.

De hecho, Blinken no visita la India por su participación el jueves en Alaska en la primera reunión de la era Biden entre oficiales de la Casa Blanca y Pekín.

MISION PARA FAMILIARIZARSE

En opinión del director del centro de investigación Sociedad para los Estudios Políticos, C. Uday Bhaskar, la visita de Austin es una toma de contacto entre la relativamente reciente administración de Biden y el Gobierno de Narendra Modi.

«Está en una misión para familiarizarse (…) y en ese sentido, pienso que es una forma preliminar de hacer balance de las relaciones bilaterales respecto a la defensa», explicó a Efe Bhaskar.

Las relaciones entre ambos países en materia de defensa han crecido en los últimos años, especialmente desde que en 2016 Washington otorgó el estatuto particular al país asiático de «socio principal de defensa».

Paralelamente, la tensión de la India con China ha ido en aumento y no se limita al mar, sino que mantiene un contencioso fronterizo en el Himalaya que vivió el pasado junio la peor escalada en décadas, con la muerte en un enfrentamiento de al menos 20 soldados indios y cuatro chinos.

VENTA DE ARMAS

La firma de nuevos acuerdos entre la India y Estados Unidos, el último de ellos a finales de 2020 por el que ambos se comprometían a intercambiar datos por satélite, abren las puertas a Nueva Delhi a la adquisición de equipamiento de alta tecnología y más ejercicios militares conjuntos.

«La India es un país importador de armas, y esto también es un aspecto importante (para Austin), porque para el complejo militar-industrial de Estados Unidos la venta de armas es muy importante», recordó Bhaskar.

Según un informe publicado esta semana por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), la India es uno de los mayores importadores de armas del mundo aunque entre 2016 y 2020 su volumen de compras disminuyó en un 33 % respecto a los cuatro años precedentes.

El analista indio especializado en defensa Sameer Patil, del centro investigador Gateway House, afirmó que la visita de Austin podría formalizar la compra de drones armados.

«La India había enviado una petición a Estados Unidos y la administración de Trump aprobó la solicitud, pero las fuerzas armadas indias no tenían los fondos necesarios para pagar por los drones. Parece que ahora han recaudado los recursos y están dispuestos a continuar con la compra», explicó.

DIFERENCIAS EN POLITICA EXTERIOR

A juicio de Patil, esta cercanía creciente entre Washington y Nueva Delhi no está exenta de complicaciones.

«La implicación negativa es que al alinearse con Estados Unidos, la India podría verse envuelta en asuntos en los que tiene una línea de pensamiento diferente», explicó.

La India debe considerar que China es un país vecino, a diferencia de Estados Unidos, y Washington ha mantenido una línea dura con Irán durante la administración Trump frente al más comedido Nueva Delhi.

Otro escollo en las relaciones entre la India y Estados Unidos podría ser la compra por parte del país asiático a Rusia de un sistema de misiles tierra aire de largo alcance S-400 en 2018, según Patil, que deberían ser entregados a finales de año. EFE

daa/mt/jpd

#defensa #lazosmilitares #China #India #relacionesbilaterales #EstadosUnidos #políticaexterior

0 vistas0 comentarios
web.png