EE.UU. detiene a soldado acusado de tratar de ayudar al EI a cometer ataques

Nueva York, 19 ene (EFE).- Las autoridades de EE.UU. anunciaron este martes la detención de un soldado en activo acusado de intentar conspirar con el Estado Islámico (EI) para atacar Nueva York y para ayudar al grupo terrorista a matar a tropas estadounidenses en Oriente Medio.

Coles James Bridges, de 20 años y nacido en Ohio, estaba destinado en la base de Fort Stewart (Georgia) como miembro de la Tercera División de Infantería del Ejército estadounidense y fue arrestado tras una investigación del FBI.

Según los fiscales, Bridges empezó a comunicarse en octubre de 2020 con una persona que supuestamente estaba en contacto con combatientes del EI, pero que realmente era un agente del FBI.

En esas conversaciones, el soldado expresó su frustración con el Ejército estadounidense y su deseo de ayudar al grupo terrorista, ofreciendo ayuda directa para facilitar posibles atentados en lugares emblemáticos de Nueva York, como el memorial de los ataques del 11S, según la acusación.

Bridges, además, dio al agente encubierto un manual de entrenamiento del Ejército e información sobre tácticas de combate y discutió con él formas de atacar a tropas estadounidenses en Oriente Medio.

Entre otras cosas, facilitó diagramas de maniobras militares con el objetivo de ayudar al EI a maximizar el daño de sus ataques y consejos sobre cómo fortificar un campamento para repeler un ataque de fuerzas especiales estadounidenses.

Este mes de enero, Bridges envió al agente del FBI -que él creía que era un simpatizante del Estado Islámico- un vídeo en el que él mismo aparecía junto a una bandera usada por miembros del grupo terrorista y mostraba su apoyo a la organización.

Una semana después, según los fiscales, le remitió otro vídeo en el que -con la voz manipulada- narraba un mensaje de propaganda en apoyo a una posible emboscada contra tropas estadounidenses.

“Bridges está acusado de dar consejos militares y direcciones sobre cómo matar a otros soldados a individuos que creía que eran parte del EI. Esta supuesta traición personal y profesional a sus camaradas y a sus país es terrible de ver, pero afortunadamente el FBI fue capaz de identificar la amenaza que presentaba”, señaló en un comunicado John C. Demers, fiscal adjunto del distrito Sur de Nueva York.

El joven había comenzado a consumir propaganda yihadista a través del internet en 2019, expresando apoyo al EI en redes sociales, antes de empezar a comunicarse con el agente encubierto del FBI.

En su contra pesan por ahora dos cargos, que tienen penas máximas de 20 años de cárcel cada uno, según informó la fiscalía. EFE

mvs/jmr/mmg

#Ejércitoestadounidense #NuevaYork #propagandayihadista #grupoterrorista #OrienteMedio #EstadoIslámico #EEUU #FBI

0 vistas0 comentarios
web.png