El comercio mundial de armas se estabilizó en el último lustro, según informe

Copenhague, 15 mar (EFE).- El comercio mundial de armas se mantuvo en el mismo nivel en el último lustro tras años de subidas, debido a la caída de las exportaciones de Rusia y China, según un informe difundido hoy por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI).

El volumen total cayó un 0,5 % entre 2011-2015 y 2016-2020, por primera vez en casi dos décadas, a pesar de los aumentos «notables» experimentados por tres de los mayores vendedores, encabezados por Estados Unidos, que incrementó su cuota del 32 al 37 %.

«Es demasiado pronto para decir si ha terminado el período de rápido crecimiento de las últimas dos décadas. El impacto económico de la covid-19 puede hacer que algunos países reafirmen sus importaciones de armas en los próximos años», señala el informe, que alude a la firma de grandes contratos durante 2020.

Estados Unidos, que vendió armas a 96 estados (casi la mitad a Oriente Medio), aumentó sus ventas un 15 % y agrandó la diferencia con Rusia, que sufrió una caída del 22 % por el descenso de sus operaciones con la India, aunque mantiene la condición de segundo mayor vendedor con el 20 % total.

El estudio destaca que a pesar de la firma reciente de nuevos contratos con varios países, que auguran una próxima subida de las exportaciones, Rusia afronta una «fuerte competencia» de Estados Unidos en todas las regiones.

Detrás le siguen Francia y Alemania, con un alza del 44 y el 21 %, respectivamente, por delante de China, con el 5,2 % total y un descenso de casi el 8 %.

Los cinco mayores vendedores acapararon tres cuartas partes del total de exportaciones mundiales de armas.

ESPAÑA, SÉPTIMO EXPORTADOR MUNDIAL EL ÚLTIMO LUSTRO

España mantiene su condición de séptimo mayor vendedor en 2016-2020, con el 3,2 % total y una caída en las ventas del 8,4 % respecto al lustro anterior: Australia fue el principal destinatario, con casi un tercio del total; por delante de Singapur (13 %) y Turquía (9,7 %).

Brasil, vigésimo, es el primer país latinoamericano en la lista, con el 0,3 % total (dos décimas más), y una subida del 147 %. Afganistán, Francia y Chile, por ese orden, fueron los principales compradores de armas brasileñas.

Solo tres países no europeos o norteamericanos entran en la lista de los diez principales exportadores: China (5º), Israel (8º) y Corea del Sur (9º).

ARABIA SAUDÍ, MAYOR IMPORTADOR

Con un aumento del 61 % respecto a 2011-2015 y una cuota mundial del 11 %, Arabia Saudí se asentó en el liderazgo de las importaciones de armas globales.

India, Egipto, Australia y China completan la lista de los cinco grandes compradores de armas globales, que acapararon el 36 % total.

Las importaciones indias cayeron un 33 % en el último lustro, debido en parte a su intento por reducir su dependencia de Rusia.

Por regiones, Asia-Oceanía fue el principal destinatario de armamento el último lustro, con el 42 % del total, seguida por Oriente Medio (33 %), Europa (12 %), África (7,3 %) y América (5,4 %).

«Para muchos países de Asia y Oceanía, una creciente percepción de China como amenaza es el principal motor de sus importaciones de armas. Más grandes importaciones están planeadas y varios estados de la región buscan producir sus propias armas», escribe el informe. EFE

alc/rz/rml

#Rusia #España #AsiaOceanía #China #SIPRI #ArabiaSaudí #comerciodearmas #OrienteMedio #COVID19 #EstadosUnidos

0 vistas0 comentarios
web.png