HRW denuncia demoliciones y desahucios por el Ejército egipcio en el Sinaí

El Cairo, 17 mar (EFE).- El Ejército egipcio ha destruido entre 2013 y 2020 más de 12.000 edificios, la mayoría viviendas, en el norte del Sinaí donde lucha contra grupos armados, pero su actuación contra los civiles en la zona podría ser considerada como «crímenes de guerra», denunció hoy la ONG Human Rights Watch (HRW).

Según un informe publicado este miércoles, 12.350 edificios fueron destruidos desde finales de 2013 y 6.000 hectáreas de campos de cultivo fueron arrasadas, arruinadas o clausuradas por el Ejército desde mediados de 2016.

El Ejército ha creado una «zona de seguridad» en Al Arish, principal ciudad del norte del Sinaí, y otra en Rafah, junto a la frontera con la franja de Gaza, demoliendo muchas propiedades en el perímetro de ambas, pero también más allá, según HRW.

Las demoliciones han tenido lugar sin designar las áreas, sin ofrecer motivos a los propietarios ni una compensación adecuada y sin diseñar un plan para sus habitantes desahuciados, agregó la organización de derechos humanos, que viene documentando estas operaciones del Ejército en el Sinaí, a pesar del acceso restringido a la región.

«En los pasados siete años en el norte del Sinaí, el Ejército egipcio ha desahuciado ilegalmente a decenas de miles de residentes, destruyendo sus hogares, cultivos y sustento», lamentó el vicedirector para Oriente Medio y el Norte de África de HRW, Joe Stork.

«El Gobierno egipcio debe poner fin a los desahucios y demoliciones abusivos, acelerar compensaciones justas y transparentes para todos y ofrecer garantías a los evacuados que puedan volver a sus hogares en cuanto sea posible», agregó Stork.

Según imágenes de satélite tomadas entre diciembre de 2017 y julio de 2020, y analizadas por HRW, unas 4.000 viviendas fueron demolidas en y alrededor de Al Arish para crear una zona de seguridad en torno al aeropuerto de esta localidad, que anteriormente era civil y pasó a ser militar, y que sufrió un asalto armado en 2017.

Además de los edificios, HRW denunció la destrucción de unas 700 estructuras informales en el mismo periodo en el perímetro de la zona segura de Al Arish, así como decenas de chabolas en el exterior, donde se afincaron parte de los desahuciados.

Testigos consultados por HRW así como otras fuentes señalaron que los más pobres no tienen adonde ir y se establecieron en estos asentamientos, pero los militares alegan que en ellos hay presencia de milicianos radicales.

El Ejército lucha desde hace años contra grupos armados que se hicieron fuertes en el noreste y centro del Sinaí, en concreto la filial egipcia del grupo yihadista Estado Islámico (EI), denominada Wilayat Sina (provincia del Sinaí).

La prensa y organizaciones independientes no pueden acceder a la zona, donde se registran ataques casi a diario contra las fuerzas de seguridad y armadas, y menos frecuentemente contra otros objetivos, incluidos civiles. EFE

fc/ijm/ig

#GruposArmados #demoliciones #crímenesdeguerra #desahucios #HRW #Ejércitoegipcio #Sinaí

web.png