Huawei ve un avance que España fije por ley criterios claros y únicos para 5G

Belén Molleda

Madrid, 20 dic (EFE).- El primer ejecutivo de Huawei España, Tony Jin Yong, cree que la Ley de Ciberseguridad 5G de España supone un avance para definir un estándar «claro y unificado» en esta nueva generación de tecnología, con el fin de que todos los participantes en esta industria puedan hacerlo en «condiciones justas».

Con ello, se definirá un marco legal que pueda mitigar los riesgos de seguridad y al mismo tiempo se reducirá la «incertidumbre», afirma Tony Jin Yong en una entrevista con EFE al referirse al borrador de la Ley de Ciberseguridad 5G, que ha salido a información pública esta semana en España y en la que no se veta a ninguna compañía a priori.

Esta ley permitirá acelerar el despliegue del 5G en España y garantizar que esta tecnología pueda ayudar a la transformación del país, asegura quien dirige Huawei en España desde hace más de cinco años.

La ciberseguridad es la «prioridad número uno» para Huawei, que cuenta con las certificaciones de seguridad más importantes del mundo, defiende. «Somos una de las empresas más transparentes», señala.

También alude a uno de los aspectos de la futura ley que pretende evitar la excesiva dependencia con un único proveedor, algo que considera oportuno, teniendo en cuenta que la «diversidad y la competencia es importante para la industria».

Huawei ha sido la compañía que más presencia ha tenido con diferencia de la siguiente en la tecnología 4G en España.

En las redes 5G también participa, aunque hace unos meses tanto Telefónica como Vodafone anunciaron su intención de reducir la presencia de la tecnológica china, hasta suprimirla, en la parte principal de la red 5G, según se informó entonces.

Preguntado sobre este asunto, indica, sin querer entrar en detalles, que confía en que no haya restricciones.

Sí ha defendido la libre competencia, al recordar que gracias a ella se ha pasado en 20 años de una tecnología 2G a una 5G. «Sin el libre mercado esto hubiera sido imposible», añade Tony Jin Yong, ingeniero de Telecomunicaciones.

Ya refiriéndose al veto de EE.UU a Huawei, que impide que por ejemplo la tecnológica pueda contratar licencias de compañías como Google, apunta que es una pena que la industria del 5G haya sido interrumpida por líderes políticos bajo acusaciones «sin pruebas», «ni evidencias».

Además, «cualquier restricción para nosotros supone un coste muy alto para nuestros proveedores específicos», añade tras destacar el consiguiente retraso para la innovación que conlleva.

En este contexto de pandemia, necesitamos recuperar lo más rápido posible la economía y dedicar todos los esfuerzos a ello, apostilla.

UN BUEN AÑO EL 2020 PARA HUAWEI

Pese al veto estadounidense y al contexto de pandemia mundial, el 2020 ha sido un «buen año» en lo económico para Huawei en España, ya que se han mantenido las operaciones estables, e incluso han crecido en un 5 % en lo que concierne al B2B (negocios), aunque es «evidente» que el negocio de consumo ha pasado por algunas dificultades.

No obstante, ve posible superar esta situación en un futuro cercano para poder crecer nuevamente y recuperar las posiciones en ventas que tenía en España antes.

Huawei, que en 2018 había sido líder en ventas en España, según datos de IDC, ha caído a cuarto lugar este año.

A nivel mundial, la compañía ha crecido en ingresos en el primer semestre del año en más de un 13 % con respecto al año anterior.

EL 6G, EN 10 AÑOS

Se refiere al 6G, una tecnología que Huawei investiga en España en virtud de un acuerdo con la Universidad Politécnica en Valencia. De momento, el 6G «está en una etapa temprana», pero se prevé que en torno a 10 años se produzca su comercialización.

FUERA DE DISCUSIONES POLÍTICAS

No quiere entrar en cuestiones políticas en España, ni en EE.UU, donde no quiere vaticinar qué ocurrirá con la nueva administración. Se dedica a una empresa privada y, como tal, le preocupan sus clientes y la innovación para ser competitivos.

Huawei opera en 170 países, cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables, contribuyen a la economía con sus impuestos y no quieren «estar en medio de discusiones políticas», zanja.

Sobre las acusaciones de injerencia del gobierno chino en Huawei lanzadas por parte de EE.UU, defiende que es una crítica «totalmente injusta y errónea».

En este mundo globalizado, es necesaria la confianza y llegar a acuerdos. «Si esa clase de colaboraciones se detienen por este tipo pensamientos ideológicos o geopolíticos sería una pena para todos los inversores». «Nada que podamos ganar, solo perder». EFECOM

bmc/prb

#España #Vodafone #tecnologíachina #Huawei #tecnología5G #pandemiamundial #Telefónica #redes5G #EstadosUnidos #ciberseguridad #LeydeCiberseguridad5G

0 vistas0 comentarios
web.png