La OTAN se preparará ante una posible segunda oleada de coronavirus

Bruselas, 16 jun (EFE).-

Los ministros de Defensa de la OTAN estudiarán desde este miércoles, en una videoconferencia de dos días, los preparativos ante una posible segunda oleada de coronavirus, la actualización de sus guías de resiliencia, la respuesta a las nuevas capacidades de misiles rusas, y las misiones en Afganistán e Irak.

Se espera que los ministros traten también el anuncio del presidente de EE.UU., Donald Trump, de que retirará la mitad de las tropas estadounidenses de Alemania y las dejará en unas 25.000 personas.

«Ahora, la OTAN se está preparando para cualquier futura crisis sanitaria», afirmó el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa previa a la reunión de los ministros.

Stoltenberg anunció que los ministros aliados acordarán un nuevo plan operacional de cara a una posible segunda oleada de COVID-19, una reserva de equipos médicos para proporcionar asistencia inmediata a países aliados y socios, y un fondo para adquirir suministros médicos críticos.

Según dijo, estos tres elementos juntos «garantizarán que podamos reforzar nuestra respuesta ante una segunda oleada de la pandemia».

Desde el comienzo de ésta, la OTAN y las Fuerzas Armadas de los aliados han apoyado los esfuerzos civiles con unos 350 vuelos que han llevado cientos de toneladas de suministros esenciales por todo el mundo, cerca de cien hospitales de campaña y más de medio millón de tropas.

Stoltenberg alertó en cualquier caso de que otras amenazas no se han visto afectadas a causa de la pandemia, y de que los ministros también discutirán sobre los requisitos de resiliencia a nivel nacional que impone la OTAN a sus miembros.

Estos requerimientos cubren sectores clave como la energía, el transporte o las telecomunicaciones, áreas en las que «cualquier vulnerabilidad puede ser explotada por potenciales adversarios», explicó.

Así, confió en que los ministros actalicen en su reunión unos requisitos básicos de resiliencia, centrados en amenazas cibernéticas a las cadenas de suministro y en la propiedad y control de esos sectores críticos en manos extrnjeras.

Otro asunto será las implicaciones para la seguridad que pueda tener el incremento de la capacidad de los misiles nucleares que Rusia sigue modernizando y que incluyen armas hipersónicas, según el secretario general.

«Espero que los ministros de Defensa respondan con un conjunto sustancial y equilibrado de medidas políticas y militares», lo que implica «reforzar las defensas aéreas y de misiles de la OTAN», subrayó.

Al mismo tiempo, Stoltenberg aseguró que los aliados también reforzarán sus capacidades convencionales avanzadas con una quinta generación de aviones de combate, por ejemplo, y que adaptarán sus ejercicios e inteligencia para hacer frente a nuevos desafíos.

Los ministros estudiarán en una reunión del Grupo de Planificación Nuclear cómo «seguir garantizando que el sistema disuasor nuclear de la OTAN sigue siendo seguro y efectivo».

En ese contexto, afirmó que la OTAN «no imitará el comportamiento desestabilizador de Rusia» y que «no tiene intención de desplegar nuevos misiles nucleares basados en tierra en Europa», al tiempo que pidió tanto a Rusia como a China que «se impliquen constructivamente» en el desarme, la no proliferación y el control de armas.

La embajadora estadounidense ante la OTAN, Kay Bailey Hutchison, señaló por su parte en una rueda de prensa que la OTAN «ahora está mirando al Este», y se refirió a la preocupación de los aliados por la situación de Hong Kong, la seguridad de las redes 5G desplegadas por empresas chinas, o la falta de igualdad de oportunidades con el gigante asiático.

«Queremos que China sea un socio más del orden mundial», comentó.

Por último, los ministros repasarán las misiones y operaciones –en especial las de Irak y Afganistán– donde la OTAN reducirá su presencia en apoyo de un proceso de paz.

En el caso afgano, seguirá pidiendo a los talibanes que cumplan sus compromisos y se impliquen «de buena fe» en un diálogo entre las partes. En Irak, la OTAN reforzará la formación de las fuerzas iraquíes «cuando las condiciones lo permitan». EFE

rja-jug/lzu/fp

#EEUU #5G #coronavirus #DonaldTrump #OTAN

0 vistas0 comentarios
web.png