Se filtran en internet datos de más de un millón de supuestos votantes rusos

Moscú, 4 ago (EFE).-

En la llamada «red oscura» (darknet) ha sido puesta a la venta una base de datos con 1,1 millón de entradas presuntamente pertenecientes a votantes rusos que participaron en el referendo constitucional en Rusia el pasado julio, según informó hoy el periódico ruso Kommersant.

Según el rotativo, que compró en el marco de su investigación parte de esta base, cada entrada se vende a un dólar al por mayor y a 1,5 dólares al detalle, y contiene los números y series de los pasaportes (cédulas de identidad) de los votantes.

El vendedor afirmó al medio que la base de datos es «totalmente fresca».

Durante un chat sostenido entre el periódico y el pirata informatico que puso a la venta esta base, éste señaló que aunque de por sí los números de identidad no son de gran utilidad, podría adjuntar datos de bases anteriores que contienen el número del seguro social, el número de contribuyente e información sobre su historia crediticia.

El jáquer afirma haber vendido ya 30.000 entradas de la base de datos, y señaló que aunque no se trata de información única, cuenta con gran demanda debido a que se trata de una base actualizada.

Kommersant señaló que la autenticidad de los datos adquiridos fue confirmada por el fundador de la empresa DeviceLock DLP, especializada en protección de datos empresariales, Ashot Oganesián.

En tanto, las autoridades de Moscú que tuvieron acceso al fragmento de la base presentado por el periódico, aseguraron que se trata de datos falsos creados por estafadores.

«Los datos de este ciudadano no están en el registro de solicitudes para votar electrónicamente, ni en el registro de personas que votaron de este modo», afirmó el jefe de la dirección de Desarrollo de proyectos inteligentes del Gobierno capitalino, Artión Kostriko, en un blog de la emisora radial Ejo Moskvi.

Según el funcionario, esto se estableció tras comparar los datos presentados por Kommersant con los del ciudadano al que pertenecen los datos del pasaporte, que no pudo haber participado en la votación electrónica, ya que no es residente de Moscú, una de las dos ciudades en las que se permitió esta modalidad de votación.

«Los estafadores pueden presentar como datos personales muchas cosas con el fin de obtener beneficios. Pero los compradores y los periodistas deben ser más atentos, ante la más simple comprobación estos datos resultan ser falsos, inventados al apuro por estudiantes descuidados para ganar dinero fácil», alertó. EFE

fss/ig

#Rusia #Darknet #Kommersant #proteccióndedatos #Hacker #ciberseguridad #ventadedatos

0 vistas0 comentarios
web.png