Socios del Tratado de Cielos Abiertos abordarán la retirada de EEUU en julio

Moscú, 19 jun (EFE).-

Los socios del Tratado de Cielos Abiertos de la Organización de Seguridad y Cooperación Europea (OSCE), un pacto de control de armas en el que participan 34 países, abordarán el próximo 6 de julio en una reunión extraordinaria la retirada de Estados Unidos de este acuerdo, informó hoy el Gobierno de Rusia.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, confirmó esta cita de «emergencia» en Minsk, donde se reunió con su homólogo bielorruso, Vladímir Makéi.

Fuentes diplomáticas indicaron a la agencia Interfax que la reunión se celebrará por videoconferencia y será organizada desde Viena, sede de la OSCE.

El Tratado de Cielos Abiertos, en vigor desde 2002, permite a sus 34 Estados miembros sobrevolar cualquier parte del territorio del resto de participantes y fotografiar desde el aire, con el objetivo de asegurar que sus vecinos o rivales no preparan ataques militares.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció el pasado 21 de mayo la retirada en un plazo de seis meses de su país del pacto, en el que participa casi toda la Unión Europea, incluida España.

«Rusia no se adhirió al (cumplimiento del) tratado, así que hasta que se adhieran al tratado nos vamos a retirar», dijo entonces Trump, quien sin embargo sostuvo: «Hay muy buenas opciones de que lleguemos a un nuevo acuerdo o de que hagamos algo para reformar este acuerdo».

Moscú ha negado tajantemente que haya violado el tratado, ha acusado por contra a Estados Unidos de ser la parte que lo incumple «gravemente» y ha pedido a Washington que, para solventar los problemas, afronte primero las quejas que Rusia ha presentado a lo largo de los años sobre el supuesto incumplimiento estadounidense.

Rusia ha asegurado que está comprometida con este pacto y que trabajará para preservarlo.

«Rusia y Bielorrusia forman parte de los países del tratado y no nos interesa empeorar la situación internacional. Estamos decididos a mantener un diálogo equitativo, sin ultimátum y sin acusaciones sin fundamento», afirmó hoy Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa recalcó la importancia de que todas las partes firmantes tengan en cuenta los intereses y las preocupaciones de los demás en ese diálogo.

Tanto Rusia como Bielorrusia consideran que la retirada de Estados Unidos del pacto, junto con su salida en 2019 del tratado INF sobre la eliminación de misiles de medio y corto alcance suscrito en 1987 entre Moscú y Washington, «perjudica gravemente la seguridad global y los acuerdos sobre el control de armas», sostuvo Lavrov.EFE

cae/aj/acm

#EEUU #OSCE #Rusia

0 vistas0 comentarios
web.png