Cobran importancia los antivirus para móviles ante los programas espía

Logroño, 4 abr (EFE).- Cada vez es más importante recurrir a un antivirus específico para teléfonos móviles, más allá de los que ya se incorporan en ellos, sobre todo para evitar que cualquier aplicación que descarguemos se convierta en «espía» de nuestros mensajes, conversaciones y ubicaciones.

Así lo ha explicado a Efe el director del área de Ciencias de la Computación de la Universidad Internacional de La Rioja, Juan José Nombela, que acumula una experiencia de más de dos décadas de trabajo en ciberseguridad.

Las aplicaciones «stalkerware», ha detallado, permiten espiar la actividad de un teléfono inteligente, y aunque «afortunadamente no son tan comunes» sí que «cada vez proliferan más» tanto dentro de otras herramientas que se descargan como instaladas por terceras personas para controlar los movimientos del usuario del móvil.

Por ello, insiste, «merece la pena» recurrir a un antivirus, «incluso gratuito» algo que «también cada vez se hace más, aunque hay quienes siguen sin utilizarlo en el móvil porque ralentiza algo la navegación», ha explicado.

«Antes solo se trataba de espiar a empresas y por eso los usuarios particulares debían tener menos cuidado, pero cada vez los ataques son más indiscriminados», ha asegurado este especialista.

Para los delincuentes que operan en la red «todos somos objetivos» y, de hecho, «ya hace mucho tiempo que se secuestran ordenadores personales» y ahora el nuevo «foco» son los teléfonos inteligentes.

En ese tipo de delito, denominado «ransomware» se «secuestra» un ordenador o un móvil y se contacta con la víctima por otro medio para exigirle una cantidad de dinero a cambio de liberar el equipo con una clave de acceso.

No obstante, asegura, «en la mayoría de los casos esa clave no llega nunca, aunque se pague» porque «los delincuentes tampoco se arriesgan a que les pillen por eso» y además, «tampoco las personas o las empresas afectadas quieren reconocer que han pagado», afirma Nombela.

Su recomendación es «no pagar nunca», tanto porque no hay ninguna garantía de recuperar la información que ha quedado bloqueada como porque «si se hace, se fomenta esta práctica y que le pase a otros».

Nombela subraya el «cuidado» que hay que tener al instalar una aplicación «con las cosas a las que damos permiso» y «solo hay que hacerlo para lo necesario» por ejemplo «una aplicación de navegación necesita nuestra ubicación» pero «no acceder a nuestros contactos o al micrófono» y «muchas veces lo autorizamos de forma automática» y así es, a veces, como se espía.

En cualquier caso, concluye el especialista, «cuando alguien sepa que está siendo espiado o le secuestran su dispositivo, lo debe denunciar».

En especial si se produce algo que «va en aumento» que es la instalación de programas espía en el móvil de personas cercanas o de la pareja «para saber dónde está o qué dice» por su dispositivo «algo que es un delito», ha recalcado.EFE

ep/ps

#stalkerware #móviles #programasespía #antivirus #ciberseguridad #teléfonosinteligentes

0 vistas0 comentarios
web.png