Inteligencia australiana tilda a empresario chino de riesgo para la seguridad

Sídney (Australia), 12 mar (EFE).- Los servicios de inteligencia de Australia describieron al empresario chino Huifeng «Haha» Liu, que se enfrenta a ser deportado por supuesta injerencia extranjera, como un riesgo para la seguridad del país, según documentos judiciales publicados este viernes.

Liu, antiguo donante del Partido liberal y exsoldado del Ejército de Liberación Popular de China, es el segundo empresario con lazos con Pekín que ha sido acusado de presunta injerencia en Australia, que mantiene tensas relaciones diplomáticas con el Gobierno chino.

La Organización Australiana de Seguridad e Inteligencia (ASIO, siglas en inglés), que se encarga del espionaje doméstico, señaló que este empresario de 52 años y afincado en Melbourne «había participado y corría el riesgo de participar en actividades que constituían actos de injerencia extranjera».

Esta valoración de ASIO, que data del año pasado, forma parte de una serie de documentos judiciales obtenidos por la cadena local ABC vinculados al proceso preliminar de Liu en el Tribunal Federal para evitar su deportación.

De acuerdo con los documentos, la ASIO concluyó que Lui, quien argumenta que no se ha demostrado los delitos que se le atribuyen, «tergiversó deliberadamente la naturaleza y el alcance de sus relaciones con funcionarios del Gobierno chino y las actividades que ha llevado a cabo en su nombre».

La ABC también indicó que unos mensajes en WeChat muestran que tanto Liu, como la organización de vigilancia vecinal que dejó de dirigir por las sospechas de la ASIO, trabajaron de forma estrecha con funcionarios chinos en Australia y esperaban financiación de una agencia de influencia extranjera del país asiático.

El caso de Liu, que será abordado por el Tribunal Federal en una fecha aún no fijada, se da después de que el Gobierno revocara el año pasado las visas de dos académicos chinos por motivos de seguridad, una estrategia del Ejecutivo de Camberra para contrarrestar la injerencia extranjera.

Además, en noviembre pasado el influyente empresario chino-australiano Di Sahn Duong, de 65 años y antiguo candidato del Partido Liberal en 1996, se convirtió en la primera persona en Australia en ser acusada por el delito de interferencia extranjera.

La acusación contra Liu y Duong, presidente de la Federación de Asociaciones Chinas de Oceanía, se dan después de una serie de escándalos por los supuestos lazos del Partido Comunista Chino con políticos australianos en los últimos años.

Australia, que tiene a China como su principal socio comercial, ha implementado una serie de leyes y medidas para evitar la intromisión extranjera, sin mencionar directamente a China, lo que ha enfurecido a Pekín, desde que en 2018 el senador laborista Sam Dastyari dimitió al salir a la luz sus nexos con el empresario chino Huang Xiangmo, vinculado al gigante asiático. EFE

wat/grc/ga

#TribunalFederal #HuifengHahaLiu #China #intromisiónextranjera #PartidoComunistaChino #Australia #ASIO #serviciodeinteligencia

2 vistas0 comentarios
web.png