La ONU condena el intento fallido de asesinato del ministro de Interior libio

Trípoli, 22 feb (EFE).- El enviado especial de la ONU para Libia, Jan Kubis, condenó hoy el intento de asesinato del ministro de Interior del Gobierno de Acuerdo Nacional sostenido por la ONU en Trípoli (GNA), Fathi Bashaga, ocurrido el domingo a las afueras de la capital del país.

«El enviado especial Jan Kubis condena y expresa su profunda preocupación por el grave incidente de seguridad en el que el ministro de Interior Fathi Bashaga fue atacado», señaló la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) en un comunicado.

«Estos actos imprudentes constituyen amenazas a la estabilidad y seguridad y buscan hacer descarrilar el proceso político, así como otros esfuerzos para apoyar a Libia y su pueblo», agregó.

Kubis, por su parte, pidió una investigación completa, rápida y transparente del hecho «que demuestra, una vez más, cuán importante es que todas las armas estén solo en manos de autoridades legítimas».

Bashaga salió ileso del ataque ocurrido cerca de la ciudad de Janzour, próxima a la capital libia.

Fuentes de seguridad informaron a Efe que hombres armados a bordo de un vehículo todoterreno abordaron el convoy del ministro y emprendieron un tiroteo en el que murió uno de los tres pistoleros y resultó herido de gravedad uno de los guardaespaldas de Bashaga, un polémico político originario de la poderosa e influyente ciudad de Misrata, aliada del GNA.

Tras el ataque, el ministro se reunió después con responsables de la Corporación Nacional de Petróleo libia (NOC), con los que analizó las vías para mejorar la protección de los recursos petroleros y garantizar una distribución más justa, precisó la fuente.

El responsable libio fue uno de los líderes de la resistencia de la capital al asedio levantado en abril de 2019 por el mariscal Jalifa Hafter, tutor del Ejecutivo no reconocido en el este y hombre fuerte del país.

Hafter retiró a sus tropas a la ciudad de Sirte, 400 kilómetros al este de Trípoli, y aceptó un alto el fuego el pasado verano después de que el GNA aceptara la ayuda bélica de Turquía, que envió soldados propios y a miles de mercenarios sirios reclutados entre los grupos de oposición a la dictadura de Bachar al Asad.

Hace dos semanas, el Foro para el Diálogo Político en Libia (FDPL), un organismo no electo creado «ad hoc» por la ONU eligió un nuevo Consejo Presidencial y un primer ministro que en los próximos días deberán elegir un Gobierno de Unidad Nacional (GUN) transitorio que conduzca al país hasta las elecciones legislativas previstas para diciembre de este año.

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN contribuyera militarmente a la victoria de los distintos grupos rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi. EFE

mak-no/jac

#UNSMIL #ONU #OTAN #GNA #NOC #Libia

0 vistas0 comentarios
web.png